Paloma Herrera

Doctora en Sociología y Miembro del IGIC. Imagen 3.pngUniversitat Politècnica de València

 

“Creo que hay una desconfianza instalada desde hace tiempo en cada grupo de actores con respecto a los otros. Pero cada vez más todos ellos son conscientes de que se necesitan para defender la sostenibilidad pesquera social, ambiental y económica.”

¿Cómo está hoy la pesca artesanal?

Creo que se encuentra en una situación delicada. El agotamiento progresivo de los stocks de peces, la degradación del medio, el precio de los insumos, especialmente el gas-oil… son, entre otros, problemas a los que se enfrentan los pescadores y cuya solución muchas veces no está en sus manos.

 

¿Qué se puede hacer para potenciarla y hacerla más redituable?

Depende de cómo se entienda ‘potenciarla’. Si es que haya más barcos, más capturas… no creo que haya que potenciarla. Yo hablaría más bien de valorizarla, otorgarle el valor que merece desde las instituciones políticas y sociales, y, por supuesto, también los consumidores.

 

¿Cuál es la imagen del pescador que usted cree que tiene la sociedad hoy? ¿Sabe diferenciar entre pescador e industria pesquera?

Yo creo que hay una imagen ambivalente. Por un lado, una visión un tanto romántica asociada, en un sentido positivo, a lo tradicional, a la naturaleza… Por otro, como personas ancladas en el pasado, explotadora de recursos… En mi opinión, debemos superar ambas, ninguna refleja la realidad ni el pescador se ve reflejado en ellas.

 

¿Cómo cree que es la mejor forma de comunicar para que se conozca mejor este trabajo, el esfuerzo, el sector en general? ¿Qué acciones  y herramientas podemos utilizar para diferentes públicos?

Yo creo que fundamentalmente a la sociedad. Desconocemos todo lo que rodea la pesca artesanal, el trabajo que supone y que no valoramos. Cada vez más conocemos y nos preocupa de dónde viene la carne o las hortalizas, la temporada de tal o cual fruta, del comercio justo o el kilómetro 0… pero todo ello no ha afectado a la pesca. Sabemos muy poco del pescado que comemos, de dónde viene, cómo se obtiene, el trabajo que hay detrás… Queda un recorrido muy largo.

 

 ¿Cuáles son los mayores obstáculos para una mayor coordinación entre los actores de la pesca?

La desconfianza. Creo que hay una desconfianza instalada desde hace tiempo en cada grupo de actores con respecto a los otros. Pero sí estoy notando que cada vez más todos ellos son conscientes de que se necesitan, de que su interés último, la sostenibilidad pesquera social, ambiental y económica, es el mismo.

 

¿Qué puede hacer vuestro sector para ayudar a una mejor coordinación entre los actores y poner en valor la pesca artesanal?

Quizás buscar con ellos el camino del entendimiento, ser como una especie de nexo que sea capaz de traducir e integrar los conocimientos y los intereses de cada grupo en un lenguaje común.

 

Identifique cuál es según usted el mayor desafío que tiene la pesca artesanal hoy en día.

El relevo generacional.

 

¿Una oportunidad?

Aunque suene raro, la conciencia de crisis socio-ambiental. Ser conscientes de ello hace que se trabaje de otra forma, que se persigan los mismos objetivos. Y esto puede revertir en aunar esfuerzos, en potenciar una colaboración real o, si se prefiere, una cogestión de los recursos pesqueros en la ´que ningún grupo se sienta ignorado ni discriminado.

 

¿Qué ha dejado la “Mostreta” sobre la pesca artesanal? ¿Consideran útil este tipo de encuentros?

Sí, creo que son muy útiles. Es necesario mostrar todo lo que hay detrás de la pesca: una forma de vida, un cultura, una gastronomía y, por supuesto, una economía, que quizá no sea importante para el PIB pero sí lo es para muchas familias. Y también es importante para el resto de la sociedad, ya que todos nos ‘enriquecemos’ con ello.

 

¿Cómo o cuáles son las formas o los caminos para “contarlo” y que llegue a la sociedad la dura actividad que llevan adelante los pescadores?

Simplemente contándolo. Pero contándolo sobre todo ellos y ellas, que son los que realmente conocen esta vida. Por supuesto que puede y debe haber todo tipo de foros, más o menos especializados, pero sin olvidar que son los pescadores/as, rederas/os, poseros/as… los y las protagonistas. ¿Cuántos foros y encuentros se hacen sobre pesca artesanal donde no participa ni un solo pescador? Creo que la mayoría.

 

¿Qué debería tener un proyecto para apoyar la pesca artesanal? ¿Se deben impulsar encuentros de intercambio?

Sí, por supuesto. Este tipo de encuentros son importantes, al final, todos tienen problemas similares y compartir cómo los afrontan o las soluciones que toman otros puede ser muy ilustrativo.

A %d blogueros les gusta esto:
search previous next tag category expand menu location phone mail time cart zoom edit close